2009 TOURS, Roger Hodgson, Valladolid, October 5

2009 TOURS, Roger Hodgson, Valladolid, October 5

Más...
El Norte de Castilla
CULTURA
Y Roger volvió al dulce camino a casa

Un abarrotado Auditorio Miguel Delibes revivió la mejor música de Supertramp en una noche intensa, llena de nostalgias y con momentos de gran comunión con la OSCyL

05.10.09 - JAVIER AGUIAR | VALLADOLID
Estás en: El Norte de Castilla > Noticias Más Actualidad > Noticias Cultura > Y Roger volvió al dulce camino a casa

El primer tema que Roger Hodgson hizo sonar en una noche previamente anunciada como mágica por el inventor del festival fue 'Take de long way home'. El largo camino a casa que para este músico incombustible es el dulce camino de sus canciones de siempre, las que lleva casi cuarenta años tocando,y que son para él, esté donde esté, su verdadero y puede que único hogar.

Mientras el alma de Supertramp comenzaba a apoderarse del auditorio -abriendo boca con 'Give a little bit'- empezaban a vislumbrarse los primeros síntomas de preocupación. La Orquesta Sinfónica de Castilla y León estaba ahí, justo detrás del piano de Hodgson y de sus tres músicos acompañantes.
Se les veía moverse al son que Alejandro Posada marcaba con su batuta. Pero casi no se les oía. El ritmo machacón de la batería, excesivamente amplificado, tapaba los sonidos que se intuían melodiosos a su lado.
El protagonista de la noche se mostraba seguro y seguía desgranando todos los temas que, según repite sin descanso, han marcado la banda sonora de una generación. Sus incondicionales entraban a todos los trapos: los pequeños guiños al inicio de cada canción, el niño con la guitarrita que subió al escenario. Y él, con su camisa y su pañuelo blancos, con su chaleco negro y su melena rubia, iba conquistando sus corazones.
Y que si el amor está en el viento, que si tengo un sueño y que si por momentos el dulce camino se tornaba azucarado y por momentos empalagoso, pero ahí seguía Roger, erre que erre, con sus canciones, porque sabe que son un seguro de vida y que la nostalgia acaba siempre reblandeciendo algo más que los corazones.

El principio del fin Y toca 'Breakfast in America' y el auditorio empieza a venirse abajo. Luego, otro de esos 'clásicos', 'Even in the quietest moments, solo con su guitarra y el fondo de la sección de cuerda de la OSCyL. Y con una voz todavía impresionante, casi idéntica a la de los primeros discos de su banda, allá por los primeros setenta. Y obra el milagro.

Cuando parece que el primer momento de acaramelamiento está superado, que todo está controlado por el hombre de los miles de conciertos, al público, que abarrota la sala, le espera una sorpresa. Es justo con unas baladas menos conocidas, como 'Had a dream (sleeping with de enemy)', de su primer disco en solitario, cuando despide momentáneamente a sus músicos y se queda a solas con la OSCyL, cuando alcanza una mayor complicidad con la orquesta y los temas empiezan a sonar como otra banda sonora, más mágica por más desconocida, por embelesante, por armoniosa, porque por fin escuchamos ese sonido de ola que se forma, crece y estalla que es el sonido de una sinfonía.

Fueron los momentos más bellos del recital. Más frescos y nuevos. Y resultó que la voz que nunca se quiebra -sólo que ya no llega tan alto- de este sesentón acompañaba a los violines y a los violonchelos, a los clarinetes y a los oboes como si hubieran estado tocando juntos toda la vida. Paradójicamente, también fue cuando la música menos se parecía a la de Supertramp.
Después, la apoteosis final empezó a verse venir. Llegó 'The logical song' y el público se puso por primera vez de pie para aplaudir. Llegó 'Dreamer' y también 'Fool's overture' y el público, ya totalmente entregado, daba palmas, reía, silbaba y coreaba todo lo que su ídolo le pedía.

Como adolescentes

La generación que tuvo en el grupo de Hodgson y Davies nacido por una oferta de trabajo en un diario de Londres la banda sonora de su vida empezó a sentir lo que sintió veinte o treinta años atrás, a volver a creerse jóvenes -¿no lo eran?- y a cantar y a bailar y a emocionarse como adolescentes.
Ya sólo quedaba la traca final. La apoteosis auténtica. Después de la protocolaria despedida, con los bises, llegó sin reservas.
Primero con 'School', un tema muy en la línea del rock sinfónico que Supertramp ambicionó en su primera y menos exitosa etapa. Un tema que anoche parecía hecho para ser interpretado por los miembros de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y por la breve banda que acompaña a Hodgson, y por la todavía atiplada voz de éste, que se unieron en un explosivo final, en pleno climax con el público.

Dos horas después de iniciar su viaje por los temas de siempre, el ya dueño del Auditorio Miguel Delibes hizo sonar 'It's raining again' y con todo el respetable en pie, saltando, cantando y llorando -esto último es un suponer- despidió una noche que había ido creciendo en intensidad. Ya nadie se acordaba de aquellos primeros edulcorados momentos.

 


 

Vallad09_press 


(English follows the spanish text)


Hodgson tiene escritas decenas de canciones y no espera una vuelta de Supertramp

Por Agencia EFE –
Valladolid, 3 oct (EFE).-
El veterano músico británico Roger Hodgson tiene escritas cerca de sesenta canciones, que no ha podido plasmar en nuevos discos porque está centrado en sus conciertos, y no espera que próximamente se vuelva a reunir el grupo Supertramp.

Roger Hodgson ha ofrecido esta tarde en Valladolid una rueda de prensa con motivo del concierto que ofrecerá mañana en el Auditorio Miguel Delibes de la capital vallisoletana, junto con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, dentro de la primera edición del ciclo Philarmagical.
El músico nacido en Portsmouth en 1950 tiene previsto ofrecer mañana sus éxitos "de toda la vida", cuarenta años después de que naciera Supertramp, el grupo con el que junto a Rick Davies triunfó desde 1969, con más de sesenta millones de discos vendidos y canciones que han pasado a la historia del rock.

"Dreamer", "Logical song", "Give a little bit" o "Breakfast in America" son algunos de estos éxitos que recordará en Valladolid, según sus palabras, incluido también un tema especialmente compatible con una orquesta, "Fool's overture".

Aunque tiene compuestas alrededor de sesenta nuevas canciones, ha reconocido que no tiene tiempo de ponerse a plasmarlas en nuevos discos, ya que está continuamente de gira y tiene peticiones para seguir dando conciertos durante al menos "otro año más".
Roger Hodgson ha confesado que ha intentado "desde hace años" convencer a Rick Davies, porque "Supertramp éramos los dos", la esencia del grupo, para reunir de nuevo a la legendaria banda, que se separó en 1983.

"Desafortunadamente", todos sus intentos "no conducen a nada" y Hodgson no espera una gira de Supertramp con él en un futuro cercano.

Pese a que en 1987 se rompió las dos muñecas en un accidente doméstico, esta leyenda viva de la música contemporánea se sobrepuso y volvió a la música, aunque en solitario.

El ciclo Philarmagical incluye, del 1 al 6 de octubre, conciertos de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León con Los Secretos, Noa, Gloria Gaynor, Dionne Warwick, Roger Hodson y The Supremes & The Temptations.

 

English translation, thanks to Alvaro:

Hodgson has got dozen of new songs and he doesn´t expect a Supertramp reunion.

Valladolid, Oct 3 (EFE agency).
The veteran British composer, Roger Hodgson, has written almost sixty new songs that he hasn´t put on a new record since he is quite concentrated on his concerts, and he doesn´t expect a soon Supertramp reunion.

Roger Hodgson has given a press conference this evening in Valladolid, just before the concert he will play tomorrow at the Miguel Delibes Hall, in the city of Valladolid, along with the Castilla and Leon Symphonic Orchestra, corresponding to the first edition of the Philarmagical sessions. Roger Hodgson, who was born in Portsmouth in 1950, plans to play his all-time hits tomorrow, after forty years since Supertramp emerged.
He sold more than sixty million records with Supertramp, the successful group he co-founded with Rick Davies. He has confirmed he will play in Valladolid some of the hits that have become milestones in the rock history, such as “Dreamer”, “Logical Song”, “Give a little bit” or “Breakfast in America”, and also he has included “Fool´s overture” in a compatible way with the Orchestra.

Although he has written about sixty new songs, he has admitted he doesn´t have the time to put them on a new record, since he has been on tour for a long time and still has some demands to keep on playing for at least “one more year”. Roger Hodgson confessed that has tried to convince Rick Davies to make a Supertramp reunion “since ages”, as “Supertramp was the two of us”, the essence of the group that was split up in 1983. “Unluckily”, try as he might, all his attempts “fail again and again”, and Hodgson doesn´t expect to be on a soon Supertramp tour.

Despite the fact that he twisted his two wrists in 1987 due to an accident at home, this living legend of modern music managed to overcome all his problems and returned to music in a solo career.

The Philarmagical sessions include, from 1 to 6 October, concerts ……

 

You are here: Inicio All Concert Reviews 2009 TOURS, Roger Hodgson, Valladolid, October 5